lunes, 2 de abril de 2007

El templo inconcebible VI. Conclusión final. Escribiendo desde el centro del mundo.

Heme aquí, en la piscina de la torre de vuelta en París, tratando de ordenar mis ideas para comunicarlas a otros. Escribiendo después de un baño en nuestro estanque sagrado, hasta el cual se prolonga el cable, el clavo.
Al construir este edificio, consciente o fortuitamente, Perret y Oriana repitieron el antiguo rito de fundación. Cualquier recinto, ciudad o templo para llegar a ser sagrado debe participar del simbolismo del centro del mundo. Explica Mircea Eliade en su libro "El mito del eterno retorno" que el centro es la zona de lo sagrado por excelencia, de la realidad absoluta. El camino al centro es un rito de paso de lo profano a lo sagrado.
El centro, sea visto como montaña sagrada, ciudad, templo, palacio o árbol por las diferentes culturas, representa el eje del mundo, el lugar donde se unen el cielo, la tierra y el inframundo, las tres regiones cósmicas. Este lugar sagrado no sólo es el centro del mundo, sino que pasa a representar el lugar en el que comenzó la creación, donde se cumple el paso de lo no manifestado a la manifestación, del caos al cosmos.
Por ejemplo, Babilonia (Bab-ilani o puerta de los dioses), estaba construida sobre bab-apso, la puerta de apsu, el nombre de las aguas del caos anterior a la creación.
El omphalos que había en el oráculo de Delfos era también considerado el centro del universo creado y vía de comunicación de los tres mundos. Estaba situado sobre el lugar en el que Apolo había matado a la serpiente Pitón, simbolizando la potencia que domina a las fuerzas de esta deidad infernal que era un azote sobre la tierra (se cuenta también que Apolo no la destruyó para eliminarla, sino para apoderarse de sus poderes proféticos).
En muchas otras tradiciones el caos también se representa como algún tipo de monstruo o serpiente y el acto de la creación viene dado por su sacrificio por parte de un dios. Como el Leviatán abatido por Baal en la tradición fenicia, la serpiente vencida por Indra según la tradición hindú o el dios Marduk matando a Tiamat en el mito de la creación mesopotámico narrado en el Enuma Elish. Tiamat debe morir porque simboliza la inercia por la cual los dioses seguirían siempre inactivos y nada cambiaría jamás.
Emulando esta hazaña primordial, cuenta Eliade que existe una tradición en la India por la que un astrólogo indica el punto de los cimientos de un edificio en el que debe clavarse una estaca para "fijar bien la cabeza de la serpiente".
Mediante los ritos de construcción como este, se sacrifica el caos amorfo que es aquello que impide que el mundo se haga o perdure. Estos ritos implican, según Eliade, que nada puede durar si no está animado, dotado de un alma mediante un sacrificio con lo que se asegura la realidad y duración de la construcción.
Todo espacio así consagrado coincide con el centro del mundo, y la construcción se proyecta del tiempo mundano al tiempo mítico, tiempo en que se produjo la fundación del mundo. Se hacen sagrados tanto el tiempo como el espacio.
El clavo del templo inconcebible de Padmasambhava, o el cable en nuestra torre, es la estaca en la cabeza de la serpiente, el rito de emulación del gran mago cuando comenzó la manifestación, cuando el caos pasó de ser algo inerte a la fuente de toda creación. Es el artefacto que en manos de un héroe civilizador puede moldear el mundo. La magia más antigua.
Y es por eso que aquí junto a la piscina, el tiempo convencional se esfuma para dar paso a la eternidad, sólo comparable para mí a lo que siento junto a Olympia, mi mensajera de Apolo.
Y es por el rito que este edificio esta dotado de alma. Le llamamos Onire, y cada día que pasa tenemos más que aprender de ella. Hace que este sitio sea más real y duradero.
Nosotros cuidamos de ella y ella del cosmos.

2 comentarios:

Gabi dijo...

¿Os habeis fijado en Onire? ¿En esa arma que esgrime cuando quiere defendernos?
¿Y si es su representacion de la parte que controla del Clavo (Me gusta mas llamarlo Soma, aunque los nordicos lo Llamarian Ydrasil, otro arbol que encierra serpientes entre sus raices) que es un arma?
Onire quizas lo entendio antes que nosotros, intuitivamente, y esta cubriendo las esencias de lo que es y contiene con aspectos que podemos comprender (El arma, El soma, Las Estancias Ocultas, Ella misma como Daimon y Torre.
No se pensadlo, aunque me conocimiento sobre el tema es un poco mas plano que el vuestro y puedo (no seria la primera vez) equivocada

Pola dijo...

No me extrañaría nada que su hacha fuera para "cortar la cabeza de la serpiente", entendido esto en más de un sentido.
Hay mucha serpiente indeseable suelta por ahí...

 
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.